Tener contratada la potencia que demandamos, es muy importante. Si contratamos una potencia mayor, estaremos pagando sin necesidad ese exceso de potencia que no empleamos, y aún es peor si contratamos menos que la demandada porque los excesos se pagan al doble de precio.


También hemos de tener en cuenta que para bajar potencia nunca tendremos que pagar nada, pero para ampliarla habrá que pagar unos derechos de acometida, que en caso de necesitar la ampliación pronto se amortizarán.


Cuando bajemos la potencia, los derechos de acometida se guardan durante 3 años en BT y 5 años en AT.


Proyecto realizado por Alejandro